sábado, 23 de abril de 2016

Celebra el día del libro... leyendo

45josefina_leyendo
"Josefina leyendo" de mi paisano Antonio López García (foto: www.foroxerbar.com)

Después de una semana un tanto intensa, por razones de todo tipo, por fin ha llegado el sábado y puedo leer con tranquilidad. Además resulta que este es uno de los sábados más lectores que recuerdo, porque se celebra el día del libro y se conmemora el cuarto centenario de la muerte de Cervantes. Casi nada. Lo malo es que no voy a conseguir dedicarme a la lectura todo lo que quisiera, porque es Romería en mi ciudad y uno tiene sus compromisos. Una celebración religiosa, no solo católica, sino también pagana, porque os aseguro que Baco y su séquito se sentirían más cómodos que Cristo y sus apóstoles. Eso suponiendo que les gustarán los Chunguitos, Camela y el Reggeaton (los botellines, el vino y los pinchos morunos supongo que sí). En fin, hoy he conseguido escaquearme y tengo material para devorar, aunque ahora esté escribiendo. Ya he hecho una visita a casi todos los blogs que frecuento, aunque me queda algo de tarea pendiente. Y quería hablaros de mi maletín de lecturas para estos días. Excluyo los tres libros que tengo a medias, uno de ellos El Quijote, porque este va a pequeños sorbos y los otros siguen en el horno. Me centraré en lo nuevo. 


El trío de ases que pasa a engrosar mi estantería de lecturas pendientes. Poco a poco serán devorados, digo leídos.

Aprovechando la efemérides un grupo de compañeros de trabajo celebramos el clásico amigo invisible, con libro, claro está. Como tenía ganas de leer a César Aira lo dejé caer y me vino como del cielo El santo. Queda en el estante de pendientes. Por mediación de Piel de Zapa me llegó Un día sin Teresa de Ricardo G. Manrique. Su título, que me recordó a Juan Marsé y la playlist rockera que ha elaborado el autor para acompañar su lectura me han tocado la fibra y pasa también al limbo de los pendientes, esperando rigurosamente su turno. Por último, como no hay dos sin tres saqué mi libreta de libros por leer, que engorda como nunca desde que frecuento blogs y foros y después de sudar lo mío elegí Técnicas de iluminación, un libro de relatos de Eloy Tizón. Para hacerme un regalo a mí mismo, porque yo lo valgo. Llegué a rozar el póker, un par de semanas antes me había llegado el catálogo de Círculo de Lectores con La tierra que pisamos de Jesús Carrasco, pero mi hijo rompió la baraja: papá, quiero el cuento de la Patrulla Canina. Sea.

Mis préstamos de la biblioteca. Por ahí anda también la revista "La hoja azul en blanco", que edita la Asociación Literaria Verbo Azul y que me regalaron ayer en un acto en Boadilla del Monte.

El ansia me puede, me puede. Y la semana pasada visité la biblioteca. Y piqué dos veces. Un libro de cuentos en torno a la La isla del tesoro de Stevenson, con plumas tan celebradas como Pérez Reverte o Julio Llamazares y El invierno en Lisboa de Muñoz Molina. Este último lo he empezado hoy y el de cuentos caerá poco a poco, en los intermedios. Ambos responden a recomendaciones blogueras que siempre tomo en cuenta. 

A leer se ha dicho.

16 comentarios:

  1. Me alegro de ver que te has decidido a leer "El invierno en Lisboa". No olvides decirme lo que te parece. No creo que te defraude. Del resto que mencionas, tengo ganas de leer algo de Cesar Aira, también por algo visto en un blog.
    Un beso y feliz tarde de lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es y gracias a tu recomendación. Ayer le di un buen tiento. Me gusta ese aire a novela negra clásica y la ambientación jazzera. También la cuidada prosa de Muñoz Molina, ya te contaré con más detalle. César Aira era mi asignatura pendiente, de momento ya lo tengo. Todo se andará.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Madre mía Gerardo!! Qué envidia me da ver el ritmo que llevas con tus lecturas.
    Puedo entender perfectamente ese toque de humor comentando tu paso por la biblioteca y esa enorme tentación de alquilar algún que otro libro,como si no tuviéramos ningún otro pendiente en casa...
    Y es que nos los llevaríamos todos a casa para leer verdad?
    Bueno, pues ya sabes que junto con Marybel Galaz, estáis siendo mis puntos de referencia a la hora de decidirme por un libro.

    Debo decirte que hasta ahora ninguno de los que recomiendas en tus reseñas me ha defraudado. Todo lo contrario, ahora encantada terminando " En la orilla"con Chirbes y esperando en la mesilla París- Austerlitz junto a Marta Sanz con " Farándula"
    Yo hoy también me he dado un homenaje leyendo en el día del libro.
    Saludos de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En más bien ritmo de adquisiciones, porque a lo mejor pasa un año antes de que pueda leerlos todos. Con la biblioteca me obligo más, es el mejor modo de leer porque al comprarlos tienes la sensación de que ya está todo hecho y tengo algunos pendientes en las estantería desde hace siglos.

      Me alegra acertar con mis sugerencias, pero también me da un poco de miedo, ¡qué responsabilidad! Si algún día no coincidimos comenta también, siempre es enriquecedor otro punto de vista.

      Saludos y disfruta de la Romería.

      Eliminar
  3. Compruebo que celebras el Día del Libro leyendo....todos los días y esa es la mejor manera de celebrar.
    Me ha llamado la atención ese 'amigo invisible' con libros, una idea estupenda.
    Qué pena que tu póker se desbaratara por culpa de la patrulla canina, jajaja. De Jesús Carrasco leí "Intemperie" y me dejó impactada. También intentaré hacerme con un ejemplar de "La tierra que pisamos".
    Un abrazo y que disfrutes de tus nuevas adquisiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento pasan al estante de pendientes, las iré leyendo poco a poco. A mí también me gustó "Intemperie", pero he leído varias reseñas que afirman que con "La tierra que pisamos" ha bajado el nivel. En cualquier caso acabaré leyéndolo, el autor se ha ganado cuanto menos el beneficio de la duda.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me encanta ver ese ritmo de lectura tan elevado, una intenta sacar tiempo de donde puede para leer pero cuesta llegar a todo.
    Me ha gustado esa romería que nos cuentas en la que te escapas para dejar las recomendaciones.
    Yo me he apuntado alguno para mi lista de pendientes que no deja de crecer.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, hay veces que no se puede. En mi caso voy poco a poco, tengo un par de ratos al día dedicados a la lectura y si me engancha un libro, pues a robar horas al sueño. No queda otra.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Antes el deber que la devoción, y hay celebraciones y celebraciones. Uno a de priorizar los eventos y hacerse cofrade lector para celebrar la fiesta por antonomasia.
    Yo nunca dejaré de celebrar leyendo, como hicieron en las bodas de Camacho, comiendo y bebiendo.
    Buenos y variados títulos los que nos presentas como para deleitarse.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo tarea por delante, Francisco. Los buenos lectores, además, no cedemos ni un día, aunque sea solo un ratillo el que se pueda sacar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Qué bueno lo de que Baco y su séquito se sentirían más cómodos que Cristo en la Romería de tu ciudad.
    Sólo me sonaba "El invierno en Lisboa", gracias al blog de Rosa. Pero dime, Gerardo, ¿cómo los lees? me refiero a si los que has citado los vas alternando o los vas leyeendo por riguroso orden.

    Bueno, haces muy bien en regalarte un libro a ti mismo, y te doy la razón, tú lo vales ;-)

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy totalmente anárquico, algunos los leo meses después de comprarlos. Es según me lo va pidiendo el cuerpo. Incluso con los de la biblioteca, aunque aquí me obligo más. De momento estoy con ellos.
      Ya sabes que hay que quererse un poco de vez en cuando, jeje. Y qué mejor que un libro.
      ¡Saludos!

      Eliminar
  7. Buenooo, menuda tanda de propuestas lectoras a ir digiriendo, supongo, con el tiempo. De todo lo que muestras solo he leído El invierno en Lisboa que me pareció una excelente memoria que luego ha rememorado en Como la sombra que se va, que me ha gustado también. He leído a todos los autores de los Cuentos, pero no ese libro.

    No compro libros ese día, no soporto las aglomeraciones ni el ambiente consumista que se genera, al menos en Cataluña (ni dejo que me regalen rosas que es mi flor favorita).

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, la cosa irá poco a poco. Con los de la biblioteca si me exijo más, pero el resto según me vaya apeteciendo. "El invierno en Lisboa" me está gustando, especialmente el ambiente que Muñoz Molina contribuye a crear con su prosa.

      Como vivo en una ciudad pequeña esa aglomeración consumista apenas si es relevante, pero te entiendo perfectamente y lo comparto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Gerardo! Aunque tarde, feliz día del libro!! he tenido el blog cerrado unos días para poder hacer cambios.
    yo me porté muy bien y no me compré nada, pero me regalaron uno en papel y dos en digital.
    luego iré yo tb a la biblio, miedo me da porque siempre me pico y me apetecen lecturas.. con toooodo lo que tengo pendiente... Por qué los lectores somos tan caprichosos???

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace poco leí una entrevista al editor de Impedimenta donde decía que el mercado del libro en España lo sostienen lectores como nosotros, que compran y acumulan pendientes y van leyendo y así sin parar. Y creo que tiene su parte de razón. El libro tira mucho, también como objeto, a veces pasan meses desde que lo compro hasta que llego a leerlo: no lo puedo evitar.
      Un abrazo.

      Eliminar