jueves, 17 de enero de 2019

"La conquista de los polos", de Jesús Marchamalo y Agustín Comotto



Desde África, nuestros ancestros se diseminaron por toda la tierra. Lo hicieron en oleadas,  empujados por los vaivenes del clima y tratando de evitar la cornada de la extinción. El ser humano atravesó y superó uno o más cuellos de botella evolutivos, que redujeron nuestra población a un puñado de individuos escogidos. Puede que entonces se gestara, mejor dicho, se seleccionara esa inclinación humana por la exploración (el conocido como wanderlust o “gen del viajero”), la ambición por llegar donde antes nadie ha llegado. Diez mil años de sedentarización no parecen haber hecho mella en este deseo enraizado en nuestra naturaleza, que sigue intacto y tiene como efecto colateral el turismo masivo que convierte incluso la cumbre del Everest en un lugar ruidoso y sucio. Aunque ahora todo parezca muy visto, a principios del siglo XIX una porción considerable de nuestro planeta, las zonas polares, era una verdadera incógnita. Su exploración fue una gran aventura, una gesta a la que la editorial Nórdica ha dedicado La conquista de los polos:  Nansen, Amundsen y el Framcon textos de Jesús Marchamalo e ilustraciones de Agustín Comotto.  

Antes de comenzar conviene detenerse en su factura: la encuadernación en cartoné con lomo entelado, hojas gruesas, mapas desplegables y un color en las ilustraciones que parecen recién salidas de los pinceles de Comotto (si, color en un libro sobre una región del planeta cubierta de blanco, un reto a tener en cuenta). Un libro de los que se manosean, se huelen y se guardan de por vida. Sobre su impecable edición, hay un guiño orgulloso: un sello al final que representa a una mujer azadillo en mano, cultivando un huerto de hojas escritas. Según el propio Marchamalo en una entrevista, refleja el compromiso de Nórdica con la industria nacional del libro.

La conquista de los polos está dividida en dos grandes bloques. En el primero, se detalla la exploración del polo norte y en especial las expediciones de Nansen a bordo del Fram, un barco singular preparado para resistir la presión del hielo y las bajas temperaturas. En el segundo, tiene lugar la narración del pulso que mantuvieron Scott y Amundsen por alcanzar el polo sur, cuyo desenlace fue tan heroico como dramático. El texto de Marchamalo, eficaz, conciso y descriptivo, se alterna con las ilustraciones de Comotto al cincuenta por ciento. La documentación se nota que ha sido rigurosa, muchos de los dibujos están basados en fotografías de la época y todo se explica con precisión y sencillez. Retratos de los protagonistas, de la fauna de aquellas latitudes, mapas y recreación de fotografías históricas, convierten a La conquista de los polos en un libro didáctico, una lectura para aprender y conocer mejor aquella gesta. Pero además, en algunos momentos se lee con frenesí, como una novela de aventuras de Jack London, una doble faceta, didáctica y lúdica que es el gran activo de este álbum ilustrado. Por su extensión, eso sí (no llega a los 140 páginas), debe verse como una introducción al tema, que no agota este libro y sobre el que hay obras notables y que lo tratan en mayor profundidad, por ejemplo El peor viaje del mundo, de Apsley Cherry-Garrard, compañero de fatigas de Scott y Los héroes de la conquista de los polos, trilogía de Javier Cacho publicado por Fórcola Ediciones.  


Resultado de imagen de la conquista de los polos jesus marchamalo nordica
Ilustración a doble página, describiendo la fauna del ártico (fuente: kirkyil.com y Nórdica libros)
El libro comienza con una de las primeras expediciones al ártico, la protagonizada por El terror y el Erebus, dos de los barcos más avanzados de la época. Zarparon de Londres en 1845 y fueron tragados por el hielo para siempre, en algún punto del ártico canadiense. En 2016 se pudieron localizar sus restos bajo el casquete polar. La tripulación se diseminó por el hielo, murió de hambre, envenenada por el plomo presente en las cañerías y las latas de conserva y se documentaron casos de canibalismo. El año pasado se hizo una adaptación televisiva, producida por Ridley Scott y basada en la novela fantástica The terror, de Dan Simmons.

La supervivencia barre los escrúpulos, casi siempre. Los perros enfermos o extenuados se sacrifican y sus despojos son arrojados a sus compañeros. Algunos los reciben con voracidad y otros rechazan alimentarse de sus congéneres. ¿Extraño, verdad? Los hombres mueren, se pierden como cuentas en la llanura antártica. A veces también se aprovecha su carne. El libro no evita estos detalles, pero tampoco se regodea con ellos. Aquello fue una aventura épica, llena de sufrimiento y bajezas, pero sobrepasada por innumerables episodios heroicos, de valor sin límites, resistencia y gran dignidad. Después de meses de penalidades, al borde de la muerte, Nansen sugiere a su compañero de infortunio que comiencen a tutearse. Moribundo, después de llegar al polo sur en segundo lugar, Scott escribe en su diario: “Si hubiéramos vivido, habría podido contar una historia que hablase de la audacia, entereza y el coraje de mis compañeros, que habría conmovido el corazón de los ingleses. Tendrán que ser estas improvisadas notas y nuestros cadáveres los que la cuenten”.


El buque 'Fram' fue uno de los barcos más famosos del mundo durante el siglo XIX
Fotografía del Fram en las llanuras árticas (fuente: rtve.es, un interesante artículo sobre aquel barco inmune al hielo)
       
El ingenio para superar las limitaciones de un medio tan hostil, aprendiendo de los esquimales y luego desarrollando nuevas técnicas de supervivencia, dice mucho de la creatividad humana cuando tiene una meta que alcanzar y se ve enfrentada a su propia superviviencia. La exploración de los polos fue un alarde de inventiva, innovación, coraje y voluntad. La determinación de estas personas no deja de asombrarme, la ambición puede perforar montañas y el hombre, en su lucha contra la adversidad, no tiene parangón. Es bueno sacar a relucir esta faceta de nuestra especie para seguir creyendo. Y poco más voy a contar. Es una aventura que me tiene fascinado y sigo indagando, como ya he señalado hay buena y variada bibliografía, incluso testimonios de los protagonistas. El propio Nansen fue escritor de éxito y premio Nobel de la Paz por su labor humanitaria durante la I Guerra Mundial. Os dejo el enlace del programa de Radio3 "Hoy empieza todo", donde supe del libro y di una pista a mi mujer para el regalo de Reyes. 


23 comentarios:

  1. Gerardo, cuánto agradezco entradas como ésta, de verdad, encima también escritas, como suele ser habitual en ti.

    Coincidimos en la fascinación por estos temas, las gestas de aquellos exploradores de los Polos siempre me han apasionado, también de otras expediciones y exploradores (Magallanes, Humboldt… uff, mejor parar).

    Por ello tengo bastante material en dvd, biografías y libros de expediciones sobre Admunsen, Nansen, Thor Heyerdalh (alucinante su expedición con la Kon tiki, desde Perú hasta la Polinesia), o el inclasificable y enorme (medía dos metros) Peter Freuchen, que fue un explorador danés, además de antropólogo, escritor y cineasta (memorable su biografía el Vikingo errante).
    Algunas fotos de estos libros puse hace tiempo por el blog.

    Sobre el HSM Terror, la fragata inglesa (y hallada no hace mucho) en el Ártico, hay un magnífico libro, “El descubrimiento de la lentitud” (escrito por Sten Nadolny), que se basa en la biografía, aunque novelada, de su capitán, John Franklin… es una historia preciosa, un libro muy recomendable, lo llevé a mi blog hace un par de años, creo que ya lo viste.

    Estupendos esos aspectos que señalas de Nórdica para esta edición del libro… a mí me entusiasmaría tener un ejemplar de tal calibre (supongo que no es barato, gran detalle de la “reina maga”)

    Por otra parte, estando hace años por Noruega, tuve la fortuna de ver en Oslo el barco que se construyó para Nansen, el Fram, con la idea de llegar al Polo Norte… me impresionó.

    Otra curiosidad, soy asiduo oyente de “Hoy empieza todo” de Radio3, en concreto de la sección dedicada a los libros (de 9:30 a 10:00) que conduce Marta Echeverría en colaboración del periodista cultural Jorge Barriuso… un tipo de lo más singular cuando habla sobre libros, y saber sabe mucho de literatura, es una delicia escuchar a los dos con esa complicidad que se gastan. (Aunque en ese podcast no estaba Marta Echeverría).

    Magnífica propuesta y exposición de la misma.
    Jo, vaya tocho te he soltado... es que con estas cosas no tengo freno, jeje.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Lapsus, donde pone "también", quise escribir "tan bien escritas (...)".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Descuida por la errata, Paco. Y bienvenido tu comentario sin importar la extensión, faltaría más.

      Sobre las expediciones de Freuchen creo que se menciona algo, pero lo anoto para futuras lecturas. La verdad es que quiero seguir con el tema y me ha sorprendido la cantidad de material, además de calidad, que se puede encontrar. Por ejemplo, las memorias de Garrard sobre la expedición de Scott al Ártico. Y los libros del propio Nansen y Amundsen. Supongo que has visto la película de "Kon-Tiki", a mí me gustó mucho.

      Estos nórdicos conservan el espíritu explorador de los vikingos. En el libro se cuenta la anécdota de Nansen, quien no quiso admitir al británico Jackson en su expedición al polo norte, "solo noruegos, amigo". Años después, cuando Nansen estaba a punto de perecer en las tierras del ártico, encontró de casualidad un barco salvador...capitaneado por el propio Jackson que no se desanimó por la negativa de Nansen y organizó su propia expedición. Una casualidad increíble que le salvó la vida, incluso recrearon el encuentro con una fotografía.

      En fin, me alegra compartir dial. Escucho Radio3 desde que tengo uso de razón, cada vez menos, eso sí. Durante la universidad era mi mejor compañía nocturna, "Flor de pasión" y otros.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. No te equivocas, amigo Gerardo, claro que visto la película Kon-Tiki, magnífica, de hecho tengo el dvd en casa, pero también tengo el documental Kon-Tiki (Kon-tiki, El Documental, así se llama), sobre la expedición real. Cinta que ganó el Oscar en 1951 a la mejor película documental, y además inspiró posteriormente el largometraje del que hablamos, esta producción noruega también fue nominada al Oscar como mejor película extranjera en el 2012.

      Abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Desde luego, te portaste muy bien el año pasado! Ya nos has hecho babear con la descripción de la edición, pero sin duda el contenido es atrapante. La historia debe contarse así, con los cinco sentidos y pasión. A ver si lo encuentro en alguna librería. Me encantó la reseña. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que te voy a engañar, me lo gané con creces, jaja. Seguro que te gusta, David. Además sabrás valorar las ilustraciones, que son la mitad de libro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me acuerdo que hace unos años estuve fascinada por el duelo entre Scott y Amundsen y leía todo lo que caía en mis manos sobre los dos exploradores. Este libro tiene una pinta estupenda. Me lo apunto.
    Miles de gracias.
    Un abrazo muy fuerte, Gerardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una historia que engancha, la conocía, pero me ha gustado entrar en detalles y sobre todo tener un libro tan bien hecho.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me lo apunto para cuando tenga que hacer un buen regalo, y por supuesto que leere antes, ( como hago siempre que regalo un libro).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como regalo no falla, cualquiera de los álbumes ilustrados de Nórdica son una apuesta segura. Me parece muy juicioso, no regalar nada que no se haya leído antes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Las ediciones ilustradas de Nórdica son una belleza. Solo tener una en las manos ya es una experiencia sensitiva. Parece además que con este título la editorial se ha esmerado aún más de lo habitual.
    Sobre la conquista del polo Sur, en concreto, he leído algún artículo porque siempre me resultan atractivas estas gestas y epopeyas de la especie humana, así que me interesa la historia que cuenta este libro y, aunque sea solo un aperitivo o una introducción a todo lo que se puede indagar sobre el tema, se me antoja un caramelito muy apetitoso que tengo muy muy en cuenta y al que procuraré hacerle un hueco. Pocas veces me alejo de la narrativa a pesar de mi interés por temas diversos (grave error por mi parte). Aunque casualmente ahora mismo ando por tierras alasqueñas medio conviviendo con un lobo negro. A ver si cojo por costumbre ir intercalando este tipo de lecturas entre las que son para mí más habituales.
    Veo que estás con mi 'amiga' Marta Sanz. Espero que la estés disfrutando.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sí, leí en algún sitio que el libro nació de una propuesta editorial y se nota la implicación. De hecho, en el epílogo se habla de un viaje de los autores al museo del Fram y la tumba de Nansen y también está Diego Moreno, máximo responsable de Nórdica.

      Es buenísimo salir de la burbuja, Lorena. Hace un par de meses leí "Papillon", una novela de aventuras, en parte testimonial y disfruté mucho. Ese lobo negro de Alaska seguro que tiene mucho que contar.

      Sigo con tu amiga Sanz, una novela que me tiene fascinado y hace poco también con tu amiga Rodoreda. Formo parte de un club de lectura cuyo tema este año son las autoras "singulares", por así decirlo. Ya os contaré, en cuanto pueda.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Acabo de dar el tema de la evolución humana en clase y eso de la salida (salidas, más bien) de los humanos fuera de África les llama mucho la atención. Por lo menos dos especies se vieron tentadas de abandonar las cálidas tierras africanas.
    Desde luego, debe de ser cierto eso del "gen viajero". Este libro me parece que es muy interesante y la edición parece preciosa. Podría ser una de mis compras con el Tarro-Libros 2018. Ya he visto que no es muy caro para lo que ofrece.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La aventura de nuestra especie es fascinante y con los nuevos aportes de la genética, aún más. Tengo un libro pendiente sobre el tema, creo que nos gustaría a ambos o a lo mejor lo conoces. Se trata de "El hombre de Neandertal. En busca de genomas perdidos" del biólogo sueco Svante Pääbo. Leí una entrevista hace tiempo y me dije: este lo tengo que conseguir. Pero ya sabes lo que pasa con las lecturas, se acumulan y a veces parece un castigo olímpico.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Svante Paäbo está en el equipo que ha hecho los estudios en los hallazgos de Denisova y el mapeo del genoma neandertal. Sí que me interesa. Igual tambiuén para el Tarro-Libros.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Las aventuras, más bien desventuras, en los casquetes polares siempre me llamaron la atención (a quién no). De adolescente cuando leí a Jack London y sus relatos en las nieves de Alaska me di cuenta de que el hielo puede ser tan desolador como las arenas del desierto (e igual de mortal).
    Me apunto este libro sobre todo por saber más de Nansen, pues el polo Norte yo creo que quedó relegado por el polo Sur con el rifirafe entre Scott y Amundsen.
    Entre estas gestas a mí también me gustó mucho la del Endurance y su expedición fallida en la Antártida, aunque al menos Shackleton consiguió salvar el pellejo.
    Bonita entrada y bonitas explicaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las desventuras de Shackleton ya le había echado el ojo, "Atrapados en el hielo" tiene muy buenas críticas e incluso fotografías originales de la expedición. Seguro que te gusta el libro, aparte de que una edición tan cuidada es una rara avis.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Menudo regalazo. Tiene una pinta fantástica. Yo también soy de Radio 3 de toda la vida. Suelo escuchar al Carmona en directo mientras voy al trabajo. La segunda parte de Hoy empieza todo me la pierdo aunque a veces escucho el podcast porque en la “ Barriupedia” se encuentra propuestas alucinantes.
    La historia de Amundsen y Scott es tremenda. Recuerdo unos documentales buenísimos en La 2 sobre la carrera para alcanzar el Polo Sur. Y sobre la odisea de Shakelton recorriendo la Antártida sin perder a un solo hombre. Sin embargo, desconocía a Nansen, y parece que es una figura a tener en cuenta. Si que recuerdo a Peary y la estupenda película que hizo Isabel Coixet.
    Me ha encantado el artículo, y el libro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que la pugna entre Amundsen y Scott ha eclipsado a Nansen, algo bastante injusto. No he visto la película de Coixet, me informaré. Es una directora que me gusta, aunque se le vaya la mano a veces (no me refiero a sus opiniones, que son francas y legítimas, sino a sus pelis).
      Siempre ayuda ir al trabajo con tan buena sintonía, me gustan estas coincidencias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Creo que me atrae más por la edición en sí que por la temática, y me gustaría hojearla, y ojearla, pero no sé si finalmente me decidiría o no.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro muy bien hecho, ideal para regalo. El tema también es apasionante, pero como todo cuestión de gustos.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Ay, me encanta este libro. El tema es realmente fascinante y la edición una verdadera preciosidad
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si, lo tiene todo: imposible resistirse.
      Un abrazo.

      Eliminar