sábado, 15 de julio de 2017

¿Cuánta poesía hay en la música pop (y rock)?


Voy a salirme un poco de lo habitual para cerrar la temporada antes de abrir un pequeño paréntesis de vacaciones blogueras. Hay un sarpullido típico del verano que es la canción de moda, para la que no existe vacuna y solo sirven medidas profilácticas, como un estricto aislamiento. Difícil, con tantas horas de luz y ese peculiar estilo de vida nuestro, que en general acepto y me gusta, a pesar de que atrae a cierto tipo de moscardón septentrional más bien molesto. Canciones que necesitan de una letra sencilla y pegadiza, sin mayores aspiraciones.

Esto me hace reflexionar sobre el vínculo que hay entre poesía y música popular, ya que la propia poesía nació para cantarse. Tenemos a Bob Dylan como ejemplo extremo y reconocido por la academia sueca. Aunque no es fácil equiparar, porque la música es una salsa con poder saborizante, incluso para la letra más insípida y hay letras hermosas que no funcionan cantadas. Es complejo, lo digo por experiencia porque he hecho mi incursión en ese mundo.

He buscado ejemplos de letras excelsas, más bien fragmentos, de artistas que cantan en español y han logrado momentos de, para el que escribe, gran eficacia musical y hondura poética. Repito que no es fácil ligar estos dos ingredientes, que en muchos casos se comportan como el agua y el aceite. Estos ejemplos son los que me gustan y conozco, unos pocos, pero podéis añadir otros. He obviado, por supuesto, aquellos poemas adaptados por cantautores y otros trovadores modernos con aspiraciones rimadas. Aquí se trata de música pop y rock hecha desde abajo, sin ayuda, sin “intertextualidad”.

No quiero empezar con la típica paliza de si la música de antes, porque ejemplos de aberración los ha habido numerosos en todas las décadas, incluida los mitificados ochenta. Me voy a centrar en lo bueno, pero para que se note el contraste, aquí va un ripio de la canción de moda. Recomiendo enjuagarse la boca después de leer, para que el bouquet no amargue el buen vino que seguirá a continuación.

Vamos a hacerlo en una playa en Puerto Rico 
hasta que las olas griten Ay Bendito 

Me he quedado tan ancho. Pero no condenemos a la hoguera a toda la música de verbena. Ha habido buenos letristas, gente bohemia, culta y creativa, no tan interesada en sacar un producto comercial y ver dividendos rápido como en expresar emociones entendibles y encajadas en un buen contexto musical. Por ejemplo Carlos Berlanga en Ni tú ni nadie y ese superlativo: mil campañas suenan en mi corazón. La canción habla de una ruptura amorosa, pero se ha convertido en un himno a la autoafirmación: ni tú ni nadie puede cambiarme.

Carlos-Berlanga-
Alaska y Carlos Berlanga casi frente a frente. Faltaría Nacho Canut para completar el trío de ases de "Ni tú ni nadie" (foto y más info en bigmaud)
Enrique Bunbury es un gran aficionado a la poesía y lo cierto es que tiene un buen arsenal de versos “prestados” de otros autores en sus letras. Esto generó polémica en su día. A mí, por ejemplo, me gusta mucho el estribillo de La chispa adecuada:

No se distinguir entre besos y
raíces
no se distinguir lo complicado
de lo simple
y ahora estás en mi lista de
promesas a olvidar
todo arde si le aplicas la chispa
adecuada

Viendo una película emblemática del llamado “cine quinqui”, Deprisa, deprisa (Carlos Saura, 1981), me llamó la atención la letra de un tema de Los Chunguitos. Era Me quedo contigo, firmado por Enrique Salazar (muerto de enfermedad hepática en 1982), una rumba que asume el amor como renuncia: Si me das a elegir, entre tú y la riqueza, con esa grandeza que lleva consigo, ay amor, me quedo contigo.

Y en el terreno de la rumba, pero menos comercial y aderezada con otros géneros también fronterizos, Kiko Veneno tiene grandes letras. En un Mercedes blanco se puede leer como un poema, de cabo a rabo:

En un Mercedes blanco llegó
A la feria del ganado
Diez duros de papel Albal
Y el cielo se ha iluminado

Y esta, del tema Echo de menos, ¿qué?:

Si tú no te das cuenta de
lo que vale
el mundo es una tontería
si vas dejando que se
escape
lo que más querías
Es difícil hablar de letras favoritos, porque siempre está la canción de por medio. Destaco Lucha de gigantes, por el propio tema, la sentida interpretación de Antonio Vega y versos como:

Vaya pesadilla corriendo
con una bestia detrás
dime que es mentira todo
un sueño tonto y no más
me da miedo la enormidad
donde nadie oye mi voz …

Y en un terreno rockero, de mayores estridencias, no puede faltar Roberto Iniesta. De nuevo, elegir alguna de sus letras es cuestión de gusto o de nostalgia más bien. Por ejemplo en Stand by, que además comienza con un recitado del poeta Francisco Ortega Palomares y dice:

Vive mirando una estrella
siempre en estado de espera.
Bebe a la noche ginebra
para encontrarse con ella.

Sueña con su calavera
y viene un perro y se la lleva,
y aleja las pesadillas
dejando en un agujero
unas flores amarillas
pa' acordarse de su pelo.

Sueña que sueña con ella
y si en el infierno le espera...
Quiero fundirme en tu fuego
como si fuese de cera.

Antes de hacer la maleta
y pasar la vida entre andenes,
deja entrar a los ratones
para tener quien le espere...
            

Jorge Martínez de Ilegales tiene en su haber algunas de las letras más ácidas del rock en español, por ejemplo en Yo soy quien espía los juegos de los niños. Pero yo tiro por el desamor y me quedo con El corazón es un animal extraño.

El corazón es un animal extraño;
siente extraños deseos, busca extrañas compañías.
El corazón es un animal extraño;
sufre extrañas costumbres y oye extrañas voces.

El gran Rosendo Mercado además de excelente músico es un letrista eficaz, contundente, pero poco "poeta". Aún así, me parece muy evocadora Flojos de pantalón, quizá por sus múltiples lecturas y su tono épico, solo de guitarra cantable incluido:

Surge la escena en un salón
niñas en promoción
momias poniendo precio
ambigüedad.

Para ir acabando, no podía faltar Joaquín Sabina, reconocido letrista y poeta popular, no solo músico. Otro corazón marchito en Cerrado por derribo:

No abuses de mi inspiración,
No acuses a mi corazón
Tan maltrecho y ajado
Que está cerrado por derribo.
Por las arrugas de mi voz
se filtra la desolación
de saber que estos son
los últimos versos que te escribo

Y menos conocidos, pero con algunas de las mejores letras del rock español en su haber, los granadinos 091. Sin duda, José Ignacio García Lapido sabe cómo escribir buenos temas de rock y aderezarlos con letras sensibles e inteligentes y el bueno de Pitos logra insuflar vida con su voz a toda esa poesía y dramatismo. Un claro ejemplo en Buen día para olvidar, del álbum Más de cien lobos.

Hay días que agobia respirar el mismo aire que la gente.
Pues que la suerte se tapó los ojos hoy para no verme.
Pasa de largo si me ves,
hoy sólo te podría decir hola y adiós.

Es de esos días que te da por quemar libros de poesía.
Y si no arden suavemente se te viene el mundo encima.
No hay broma que pueda animarme,
ni nada que puedas hacer.
Buen día para olvidar,
buen día para olvidar,
cansado de andar, cansado de andar,
de andar siempre y de no ir a ningún lado.

Es de esos días que mejor no hubiera amanecido nunca.
Es cuando al vaso una gota solamente lo desborda...


            

Y bueno, aquí acabo, pero el tema sigue abierto. Podéis incluir vuestras sugerencias en los comentarios. A partir del lunes estaré menos activo en la blogosfera y la llanura queda clausurada hasta septiembre, si Dios quiere. Disfrutad del verano y leed mucho.  

14 comentarios:

  1. Ya me iba a enfadar porque creí que no ibas a mencionar a Sabina, todo un poeta.
    Yo de música no entiendo mucho. Mientras leo o escribo me molesta y como es lo único que hago en mis ratos libres pues oigo poca música.
    De otra época, "Radio Futura" tenía letras muy buenas y "La Mode", también. Qué tiempos, madre. De aquella estaba algo más al corriente, pero lo que es ahora, me sacas de Sabina y Serrat...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosa. No pretende ser una lista exhaustiva y cerrada, son solo algunos ejemplos. De Radio Futura me parece muy poética aquella que dice: "soy metálico en el Jardín Botánico, con mi pensamiento sigo el movimiento de los peces en el agua...". No es que rechace la música como "ambiente", pero creo que se disfruta más en sí misma, con los cinco sentidos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buena recopilación de letras y canciones. Rosa no se ha enfadado porque citaste a Sabina, pero te dejaste a Víctor Manuel o a Serrat. Para mí La planta 14 del primero es poesía y reivindicación todo en uno, y la estrofa de Serrat "No hago otra cosa que pensar en ti, y nada me gusta más que hacer canciones, pero hoy las musas han pasado de mí, andarán de vacaciones" es la que me viene siempre a la mente cuando me falta inspiración para escribir (que es algo muy habitual en mí).
    En fin, que siempre hay una letra de una canción que nos supone un sentimiento muy especial dependiendo del momento y la persona.
    Disfruta de tus vacaciones y nos leeemos a la vuelta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi idea era centrarme más en el pop-rock y en músicos que sin pretenderlo al cien por cien, consiguen altas dosis de poesía en sus letras. Mi favorita de Serrat, a día de hoy, es la de "aquellos locos bajitos", basado en un poema de Horacio Salas. Cuánta verdad hay en: "nada podrá impedir que el dolor se ensañe con sus cuerpos, cometan errores y crezcan. Y un día nos digan adios".
      Disfruta del verano, nos vemos a la vuelta.

      Eliminar
  3. Si no fuera por la música, sé que jamás hubiera llegado a leer poesía.
    A la lista, yo añadiría a Manolo García (tanto en solitario como con El Último de la Fila).
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo dices, seguí un camino parecido. Por ejemplo, comencé a leer a Machado por un versos insertos en una canción de Extremoduro, jaja. De eso hace más de veinte años!!
      Manolo García es un gran letrista, me encanta ese: "Ahora sopla el viento, cuando el mar quedó lejos hace tiempo..."
      Saludos.

      Eliminar
  4. Enlazando con las canciones de verano y aunque solo sea por el aroma a mar y a sal que desprende, déjame que sugiera Mediterráneo, de Serrat. Siempre me sugiere un cielo azul, una casa encalada y las olas rompiendo a mis pies.
    Un abrazo y felices vacaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana.
      "Mediterráneo" pasa por ser la mejor canción en español, desde luego, es una canción del verano de alto nivel. Un tema que a mí me evoca el mar es "Sitting on the dock of the bay", clasicazo de Otis Redding. En español, me quedo con "Soldadito marinero" de Fito: "Después de un invierno malo, una mala primavera, dime porqué estas buscando una lágrima en la arena..."
      Disfruta del vereno, nos seguimos leyendo.

      Eliminar
  5. Que no se nos olvide el clásico de Mecano:

    "Hawaii-Bombay
    son de lo que no hay"

    Bromas aparte, si podemos ampliar el espectro lingüísto, a mi siempre me ha gustado la letra de "No trobarás la mar", de canción de Maria del Mar Bonet.

    Viene a ser : "Si un día vienes a casa, te enseñaré el jardín, una nube que tengo en e patio y la flor del yazmín. //No encontrarás el mar, el mar hace tiempo que se fue y me dejó aquí // Dejaré la faena por tí, y las herramientas encima de la mesa, cerraré bien la ventana y el viento no nos robará ninguna palabra // Encontrarás nuevas flores y frutas encima de la mesa, y una canción para tí que hace tiempo tengo guardada // Y más tarde cuando te vayas, será invierno cada noche. Yaceré en el mismo lecho con el frio en los labios".


    "Si un dia véns a casa,
    te mostraré es jardí,
    un núvol que tenc al pati
    i la flor de gessamí.

    No trobaràs la mar,
    la mar fa temps que va fugir:
    un dia se'n va anar
    i em va deixar aquí.

    Deixaré sa feina per tu,
    ses eines damunt sa taula,
    tancaré bé sa finestra
    i es vent no em robarà cap paraula.

    Trobaràs noves flors
    i fruites a la taula,
    i una cançó per a tu
    que fa temps que tenc guardada.

    I més tard, quan te'n vagis,
    serà l'hivern cada nit;
    jauré en el mateix llit
    amb la fredor en els llavis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena aportación, José. La letra encaja a la perfección con la melancolía de la música. Definitivamente, eran otros tiempos para la canción del verano.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias, amigo. Es tan solo una pequeña selección. Por suerte, la lista completa daría para un libro.

      Eliminar
  7. Tengo (porque es una necesidad) que sugerir a Carlos Goñi y a Fito Cabrales.
    Feliz verano y felices lecturas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, no deberían faltar en ninguna lista. La verdad es que hay muchos y buenos, a ver quién se atreve con una antología exhaustiva y así damos un revolcón a las aberraciones de moda...
      Feliz verano para tí también.

      Eliminar