martes, 26 de julio de 2022

UNA PAUSA EN LA LLANURA

 


El verano de 2022 sería el octavo del blog, pero me temo que no puedo seguir con la llanura. Mi capacidad de concentración está tan mermada por diversas razones que he bajado el ritmo de lecturas y se ha secado mi inspiración, así que he decidido dar el paso. No sabía si lo conveniente era escribir unas líneas o bastaba con callar, al estilo Bartleby, pero al final después de meses de dudas he decidido lo primero. En estos años he hecho buenas amigas y amigos blogueros, sobra decir que a la mayoría no los conozco en carne y hueso. Es igual. Dar la espantada sin más, a esas personas con las que he compartido tantas reseñas y de las que he aprendido, con las que he crecido como lector, que incluso me han infundido ánimos en mis escarceos literarios, desaparecer, en fin, sin decirles al menos que les aprecio, recuerdo y que sigo en pie pero soy incapaz de mantener el ritmo, me parecía poco humano. Os mando un gran abrazo virtual, mi admiración y mi amistad. Salud.

10 comentarios:

  1. Ay, Gerardo, qué pena. Aunque hace tiempo que publicas poco (últimamente solo te veo a veces en Instagram), esta declaración de pausa me resulta una pérdida dolorosa y triste.
    Sobre todo me apena pensar en esas causas que te tienen mermada la capacidad de concentrarte. Espero que no sean graves y que se pasen pronto. Escribas o no, leas no no, lo importante es que estés bien.
    Aquí estaré esperándote atenta a tu blog y a tu vuelta si es que se produce. Muchas gracias por tener el detalle de avisar y despedirte.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosa. No me pasa nada grave, pero por ahora no puedo seguir con el blog y no veía bien irme sin más pensando en todos los amigos que he hecho en estos años. Un abrazo, espero no perder del todo el contacto.

      Eliminar
  2. Hola Gerardo, suscribo las palabras de Rosa.
    He disfrutado y aprendido mucho de la brillante Llanura y de tus comentarios, y es triste esta despedida. Espero que estés bien, y que esto no sea un adiós, sino un hasta pronto.
    Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, Juan Carlos. Yo también he aprendido mucho de ti y de todos vosotros, tengo lecturas anotadas y recomendaciones para lo que queda de siglo, jaja. Como le decía a Rosa, no son problemas graves, pero mi mente demanda un parón largo. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Disfruto mucho con tus fotos y tus reflexiones. Sólo te deseo que estés bien. Descansa y sigue disfrutando de tus paseos por la naturaleza. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Tu pausa me suena a despedida y eso me entristece. Aunque hace tiempo que se siente tu ausencia, no es lo mismo sentirla que tener su constatación. Pero nadie mejor que uno mismo para saber las decisiones que ha de tomar y las causas que las motivan. Solo espero que esas causas que te merman la concentración no sean graves pero sí pasajeras. Te agradezco que hayas optado por estas breves líneas y no por callarte a lo Bartleby. Parecerá una tontería, porque, como comentas, no nos conocemos personalmente y, además, es una parcelita muy pequeña de cada uno lo que llegamos a conocer en este mundillo lector virtual, pero yo echo mucho de menos a las personas con las que he compartido durante años lecturas, comentarios y complicidades lectoras y que, por diversos motivos, dejan esta pequeña familia bloguera. Pero bueno, así es la vida.
    Un abrazo fuerte, Gerardo. Cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lorena. Yo también espero que mi dispersión sea temporal, ojalá. Gracias por tus palabras y por compartir tu entusiasmo, talento y sensibilidad todos estos años.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Apreciado Gerardo, conociéndote algo me consta que has meditado muy bien la decisión, así que lo que hagas será lo adecuado para ti en este momento. Yo también estoy desaparecido, pero volveré cuando lo considere oportuno, tal vez con el anhelado otoño.
    Será extraño contemplar la Llanura sin "El llanero solitario". Agradecido por lo mucho y bueno que me has aportado.
    Cuidaros mucho, disfruta de tus hijos... el tiempo vuela, querido amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Paco. Gracias por tus amables palabras y por las horas de lectura y meditación que he encontrado en tu blog. Disfruta mucho de los tuyos. Un abrazo.

      Eliminar